miércoles, 27 de enero de 2010

Un café cargado

Les contaré lo que me pasó el día de hoy en la office...

Resulta que ayer se me enterró mi uñita del pie y fui con la podóloga a que me la sacara, entonces yo acá bien chiqueada le dije a mi mamá q mañana -o sea hoy- me presentaría en la office a las 9 y no a las 8.

Puntualita a las 9 llegué para sentarme en mi sillita de siempre y observar a la ñora chatear, enviarse cadenitas ridículas por correo y darle sorbos a su café mientras se atascaba de galletas.

Entré en ese punto en el que me quedo viendo fijamente al monitor de la compu y todo a mi alrededor como q se desvanece y yo quedo en el limbo... pero de pronto se escuchó un ruido así bien cañón, como si se hubiera roto un vidrio, salte de volada y me levanté de la silla, la ñora sacadísima de onda se levantó también y entró a la oficina del jefe a preguntar que pasaba, todos nos quedamos callados.

Se escuchaban gritos que venían del primer piso, sin quererlo todas las viejas de la office nos fuimos arinconando en la oficina del jefe, estaban asaltando la agencia. El jefe no sabía que hacer y nosotras menos, se suponía que había vigilancia pero entonces supusimos q la habían burlado, una de las ñoras comenzó a llorar toda desesperada, de pronto se escucharon pisadas, como si alguien estuviera subiendo las escaleras.

Mi corazón empezó a latir súper rápido y mis manos sudaban... se apareció un tipo como de 1.80, robusto, vestido de negro y con una gorra, nos gritó a todas que nos sentáramos en el suelo y al jefe le gritó que no hiciera nada o haría estallar una bomba, no llevaba ningún arma en las manos pero aún así nos hizo temblar.

Todas estábamos en el suelo temblando de miedo y de pronto me tomó del brazo y me hizo levantar. Torpemente me levanté del suelo y me llevó hacia la cocina, luego volteo y vio a un lic de la oficina, lo obligó a meterse en la cocina y cerró la puerta tras salir.

El lic me miró de reojo y yo a él, nos quedamos callados por unos segundos y después busco su celular en sus bolsillos, yo hice lo mismo pero recordé q lo había dejado en mi bolsa y el tampoco encontró el suyo.

Pasaron varios minutos y no oíamos ruido alguno, nos sentamos en el suelo en silencio... Tras unos minutos escuchamos mucho movimiento, nos levantamos porque creímos que ya iban por nosotros, pegamos la oreja a la puerta y escuchamos como estaban desalojando la oficina.

Seguimos esperando a que la puerta se abriera pero luego un silencio invadió todo el lugar "¿nos van a dejar aquí?" pregunté al lic "pues, no, no creo" contestó el. Tomé un vaso y me serví un poco de agua para tranquilizarme, le serví un vaso a el y me agradeció sonriéndome.

No tengo idea cuánto tiempo pasó, tal vez minutos pero a mi me parecieron horas, finalmente rompí el silencio y empecé a platicar con el lic, en poco tiempo estábamos chismeando como si nos conociéramos de años, descubrimos que teníamos muchas cosas en común.

Nos preparamos café y encontramos unas galletas abandonadas que aún eran comestibles, platicamos de todo, cine, música, trabajo hasta que tocamos el tema del amorts... resultó que era divorciado y tenía una hija de 5 años, le conté mis tristes experiencias y el me contó las suyas.

De pronto sentí el impulso de besarlo y me acerqué a el, lo miré fijamente a los ojos y luego a los labios, el se acercó también y nos besamos... al separarnos comenzamos a reírnos como niños después de hacer una travesura.

El me tomó de la mano y susurró en mi oído, siempre me has gustado, me puse súper nerviosa e intenté responder algo pero de mi garganta no salió nada, entonces preferí besarlo otra vez, el respondió rápidamente y de pronto ya estaba encima de mi.

El piso se sentía muy incómodo y frío pero no me importó mucho, comenzó a besarme el cuello y de pronto...

Me dí cuenta que me había quedado bien jetona sentada y la ñora ya me estaba viendo bien feo y me dijo: "¿por qué no te preparas un café bien cargado?"

7 comentarios:

chachin dijo...

no maaaaaaaaaaa ya me la estaba creyendo mugre chavala, de pronto si me saqué de onda. Ah que maldito inge tan aprovechado. >:(

malhechecito dijo...

Pinche chamaca del demonio ja ja ja, que pedote me sacaste (bueno, casi) ja ja ja, no maaaames.
Un saludo

* R e N a * dijo...

jajaja la neta no creí nada porq si a mí me pasara algo así estuviera muerta de terror y claro q ni tiempo de andar de coqueta jaja ay moonky tú y tus historias!

julieta dijo...

para q no digas q no escribo jeje q buena historia ya estaba pensado mendiga xq no me conto si le pregunte ayer como le fue en el trabajo jajajajaja
bueno te dejo
tqm!!! ahi nos estamos mensajenado para no perder la costumbre

Pixie Caramelo dijo...

jajajajajaaj lok

PanDroCita dijo...

jajajjajaç
mamaste
jajajaa
pero si me a pasado jajaja

Mandarina Acida dijo...

caracho mi mony yo dije aaa weboooo no falla! dejaremos de ser ponys!
pero bueno... gracias a dios no paso eso del asalto!!!
cuidate mucho chamaca y a ver cuando te dignas a visitarme!!!