viernes, 15 de enero de 2010

La gata en mí...

En días como hoy de verdad me siento una gatita -miau, miau- me levanto, estiro mi cuerpo, me doy unos cuantos lenguetazos para aplacar mi cabello y voy a desayunar...

Termino, me estiro de nuevo y me "restriego" en el costado de mi mamá, ella me acaricia y luego voy al sofá... me acurruco y me quedo acostadita ahí... ya sólo me falta el ronrroneo! prrr prrrr

Siempre he pensado que en alguna de mis vidas pasadas fui una gata... soy muy curiosa, a veces demasiado curiosa, soy cariñosa, pero no me gusta que me empalaguen, me gusta que respeten y me den mi espacio... soy una holgazana de primera; dormir es uno de mis placeres favoritos, me encanta observar la lluvia caer desde mi ventana.

Soy sensible y susceptible, soy sigilosa... No me gusta estar sola, me encanta la compañía, pero también disfruto los momentos para mí misma, soy muy inquieta y por supuesto noctámbula, en las noches me da la locura -como a benito- y empiezo a inventar mil cosas para hacer... Soy berrinchuda y caprichosa... casi siempre obtengo lo que quiero con una miradita; soy también muy desconfiada no a cualquiera le entrego mi "amor" pero una vez que agarro confianza me entrego por completo.

Y como a todos los gatos... o me odias o me amas.


4 comentarios:

chachin dijo...

nel

* R e N a * dijo...

me encantó el final, Y COMO TODA GATA, ME AMAS O ME ODIAS jaja
la verdad los gatos son los animales más bellos de este mundo! le guste a quien le guste, son mucho más finos, elegantes y bellos que los perros y mejor portados también...además son hermosísimoooossssssssssss, aww quiero un gatooo

María Luz • dijo...

Oww!
Ya somos 2 dormilonas por naturaleza, & si, los gatos son dulces & cariñosos :)

Spawny dijo...

se ve con madre tu header de los labios