martes, 19 de enero de 2010

Claro de luna

ATENCIÓN: El contenido de este post es de índole sexoso, lectores sensibles favor de abstenerse de leerlo. Los demás... ¡disfrútenlo!


Luces apagadas... velas encendidas, olor a vainilla y canela en el ambiente.

Al fondo, una cama matrimonial, sábanas negras de satín, junto una mesa, sobre ella... más velas, algunas mascadas, una botella de vino abierta. En la pared un espejo antiguo, apenas visible.

Me acerco más y percibo más luz, no viene de alguna lámpara, es de la enorme ventana con cortinas abiertas que deja entrar el fulgor de la luna llena, me estremesco.

Al otro lado de la cama un sillón y el ahí... esperándome. No dice una sola palabra pero sabe exactamente lo que quiero, lo quiero a él. En cada mano una copa con vino, camina hacia mí y me ofrece una copa y la bebo hasta la última gota, sonríe... termina la suya y las coloca sobre la mesa.

Se acerca más y cierro los ojos para disfrutar una vez más de ese aroma tan cálido, siento tus labios en mi cuello, sus besos húmedos van recorriendo poco a poco mi piel, una piel que aún no conoce pero que no puede esperar más para sentirlo.

Sus dedos temblorosos desabotonan mi blusa, acaricio su mentón y lo miro a los ojos para relajarlo... la blusa cae al piso, nuestros labios se rozan deseando tanto ese beso, nos alejamos... le quito la camisa, desabrocha mis jeans, termina por desnudarse y se sienta en la orilla de la cama... mirándome, deseándome.

Sus besos húmedos en mi cuello, mi pecho, mi vientre... me estremesco, se eriza mi piel, nos miramos por unos segundos, me desnuda por fin... me toma de la mano y me acerca a el, puedo sentir su calor, su aliento sobre mí.

Me toma por la cintura y me siento sobre el, lo puedo sentir... palpitante, no resistimos más y sus labios por fin chocan con los míos, fundiéndose; lo aparto de mi, lo recuesto sobre la cama, tomo una mascada sobre la mesa y le cubro los ojos.

Recorro su cuerpo con mis labios, me detengo justo donde sé que el quiere, lo disfruto tanto como él, puedo sentir sus espasmos. Acaricia mi cabello y me atrae hacia él, saborea su esencia en mi boca.

Me recuesta sobre la cama, cierro los ojos mientras disfruto su lengua sobre mi piel, se detiene ahí... justo donde yo lo quiero, me muerdo los labios para no gritar, sé que el también siente mis espasmos, acaricio su cabello y lo atraigo hacía mi.

Lo siento en mi interior, ardiente, perfectamente conectados, nacimos para estar juntos, no necesitamos hablar para cambiar de posición, me muerde mientras rasguño su espalda, quisiera que no acabara nunca este momento.

De pie junto a la ventana siento el momento llegar, no se detiene, besa mi espalda y siento el cristal en mi pecho, mi vientre, lo siento... ya está cerca, lo disfruto, me relajo.

Desnudos, iluminados solamente por el resplandor de la luna llena, me acaricia el cabello y besa mi hombro, escucho su voz por primera vez en toda la noche, volteo y me encuentro con sus ojos, escucha mi voz por primera vez en toda la noche, rozamos nuestros labios por unos segundos, me sumerjo en su mirada, se pierde en la mía.


4 comentarios:

۞†Дł₣яЗÐ ρДčĦД†۞ dijo...

Muy bueno, provocaste el resultado deseado, aunque cerca de la mitad de tu narración se perdió el erotismo, lo supiste recuperar, o fue a propósito?? Y siento que le podías agregar aun mas detalles, ya vi que las descripciones se te dan muy bien. A caso hay alguna influencia del marques en la parte de los rasguños??
Un beso me gusto tu blog!! :D

chachin dijo...

ah que rico Moonky! de verdad que si estaba sexoso por un momento me sentí así con mi adorada Drew

PanDroCita dijo...

ajaajaja a jijola

karameelo dijo...

wooooow kieroo!